martes, 31 de diciembre de 2013

ME DECLARO DISCÍPULA DE QUENTIN BLAKE.

Este año cayó en mis manos un libro cuanto menos curioso. Ya tenía un par de títulos para realizar ejercicios en esto del dibujo.


Curioseando en Librería Luces encontré en sus estanterías un libro que me atrapó. En mi cabeza andaba la idea que para hacer algo tienes que hacerlo muy bien. Bueno eso es cierto pero hasta cierto punto, porque en el campo creativo fluye la imaginación y un error puede convertirse en un maravilloso error que te lleve a un nuevo enfoque de lo que ibas a hacer.

El libro del que hablo, se ha convertido en un buen amigo de paseos, excursiones y momentos inspiradores. Y es este:


El trabajo de Quentin Blake ha supuesto también un profundo ejercicio de desbloqueo para dejar de utilizar la goma. Porque cualquier tachón, línea desviada o trazo diferente es una oportunidad para salir  de esa desesperación del ¡NO ME SALE! y caminar hacia otro lado.

A partir de ahora y dado que este es el estilo con el que me siento más cómoda, me proclamo seguidora y discípula de Quentin Blake. 

Y ya de paso, por si en alguna ocasión Quentin se pasara por estas páginas, queda prometido que si vienes a Málaga y coincidimos, jejejeje, te invito a pescaíto frito y gazpacho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visita mi perfil en facebook: Nica Rove.
¡Gracias por tu visita! Vuelve pronto.